miércoles, 4 de mayo de 2011

Miedo y racismo en los guiones


Prejuicios, manías y sobre todo control. Nuestras televisoras hispanohablantes lo tienen claro: el fin de ganar dinero justifica el medio aspiracional y racista. Suerte que mis lectores y lectoras saben que olvido con facilidad los modales en la mesa y no me corto un pelo de la lengua al hablar de cómo se hacen y se deshacen las cosas. Y aquellos que nos visitan por primera vez, tranquilos, aquí no hablamos de política, sexo, religión o dinero, sino que hablamos de guión.
            La realidad no tiene nada que ver con lo que uno ve en pantalla. La manipulación es total y empieza por los guionistas. Jugar a ser Dios es chido y además, relativamente fácil. Ni siquiera los documentales o los reality shows se salvan de la quema. Lo normal es que los participantes o testimonios reales de una obra audiovisual, se queden descontentos con la visión del guionista y del director. Verse reflejado no es sencillo ni agradable, y menos aún, verse reflejado a través de la óptica de alguien que quiere sacar normalmente, lo peor de ti. Y encima lo saca con mañas y engaños. No pondré ejemplos comprometedores, cada quien que entienda si es que quiere entender.
            Ningún país de Iberoamérica, y me atrevería a decir ningún país del planeta, refleja verídicamente en su cinematografía o en su televisión a sus habitantes cuando se trata de raza, sexo o delincuencia. Estados Unidos y Jolibú, menos todavía. Los retratos que se hacen son cuanto menos estereotipados y suelen marginar a varios grupos de individuos. ¿Por qué? Por miedo a perder el patrocinio de anunciantes sería la respuesta fácil. Y lo peor: el público, que no es tonto, se acaba acostumbrando a ello.
            Uno de mis primeros guiones profesionales en México, hace ahora unos seis años, fue para el CDI. La organización gubernamental que vela y protege los derechos indígenas de México. Yo, un aspañó de pueblo, escribiendo un guión para que las mujeres indígenas decidieran hacerse un ligamento de trompas para quedarse estériles y no reproducirse. Y lo peor: elegí una imagen decimonónica, romántica, cool (-era) para representar mi teatro nazimex: una joven y guapa veinteañera de piel morena llamada Yoame (diosa del maíz azul) en lo alto de una pirámide mirando al horizonte y luego a su vientre. Y abajo, decenas de chicas que emulándola, ascendían hacia la “libertad femenina” de este país. Más machista y manipulador, imposible.
            En mi modesta opinión, desde que trabajo en este país, el 99% de los guionistas, directores y productores de esta zona del mundo son hombres blancos de clase social alta con fuertes prejuicios raciales. En los últimos años he visto un aumento de argentinos afincados en México, los llamados argenmex. Esto es bien curioso porque a diferencia de los argentinos en Aspaña, que pertenecen a la clase puramente trabajadora, aquellos que emigraron a estas tierras hacen todo lo posible por pertenecer a la jet set artística azteca. Y esto genera declaraciones como las de mi amigo AC, de origen colombiano y de piel morena –el 1% restante en este mundillo- : “…en México sólo hay argentinos beneficiando a argentinos y mexicanos beneficiando a argentinos.” Espero que esta cita no se interprete de un modo equívoco y racial, ya que yo pienso que lo importante no es la nacionalidad ni la raza, sino las propuestas y las obras.
Pero, ¿por qué vemos siempre la misa televisión, los mismos parámetros guionísticos y los mismos planteamientos dramáticos? ¿Por qué esa inamovilidad? Otra cita de otro amigo: “…habría que pedir cuentas sociológicas a Televisa por haber envenenado el imaginario colectivo mexicano durante los últimos cincuenta años…”  Sé que esto me puede traer problemas, pero añado yo: no sólo esas cuentas habría que pedirle, que empiecen los Azcárraga de turno por pagar impuestos. ¿Pero qué es eso de que las empresas más ricas del país no paguen impuestos para que no monten su puestito de entretenimiento en otra parte?
¿Es el miedo lo que cierra la puerta a las nuevas generaciones no blancas, no aspañolizadas; es la ignorancia la que impide que lleguen nuevas propuestas a nuestras pantallas? Por supuesto que lo es.
¿Miedo a qué? A que giren las tornas, a que cambiemos el guión.
¿Ignorancia frente a qué? Frente a ese 60% de personas morenas de piel.
Igual a = analfabetos y muertos de hambre por los cuatro costados.
Les planteo un juego: cuando vean una teleserie, una novela o una película, analicen bien los personajes y vean por un lado a qué raza, grupo social y gusto sexual pertenece cada rol, y por otro, si los personajes corresponden a lo que cada uno de ustedes ve a la vuelta de la equina, en su barrio. Seguro que hay muchos que me dicen que sí nomás por joder, jajaja.
Buena tarde,  May the Force be with you ¡y que viva el mestizaje!

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo, pero creo que en vez de estarle echando la culpa a los argenmex o a lo aspañoles, hay que ver primero el autoracismo de los mexicanos. A la gente en Mx no le gusta verse, les encanta sentirse representados en la pantalla chica por gente blanquita, muy occidentalita. Creo que ni siquiera Argos, que tiene propuestas interesantes, se salva de esto. Aún así algunos los preferimos al insulto Televisa-TVAzt.

El inquilino dijo...

Muy bien dicho, Anónimo. Ni si quiera Argos... Estaría muy bien explorar nuevas series, menos pretenciosas y menos aspiracionales (siempre el mismo "quiero y no puedo" wanna be mex). Quizás más reales y crudas. El modelo puede ser Brasil como cultura y país, Hijos del Carnaval de HBO... Pero no hay que olvidar que es un problema mundial, humano. Es una cuestión de tiempo y cambio de paradigmas. Quizá también de visión...
Gracias por leernos!

Anónimo dijo...

que triste que sea tan cierto :( y que divertida manera de plantearlo sabes hacernos reír ante tan crueles realidades... televisa y azteca nos ponen a las guapas que ni veremos a la vuelta de ninguna esquina como bien dices, y cadena 3 con Argos lo mismo pero con propuesta, entendiendo como propuesta escenas de sexo y poder decir chingada en tv abierta huy! q criiiativos... y si nosotros nos vamos a Argentina?? jiar jiar
rgb

El inquilino dijo...

Argentina allá vamos...algún día!

Anónimo dijo...

Yo si soy racista y me caga ver la televisiòn mexicana llena de argentinos cambiados de acento para no evidenciar la enooooorme diferencia, en realidad me caga la televisiòn asì en general y pienso que es una industria que nunca ha pretendido servir como reflejo de ninguna sociedad, una idustria dirigida a las masas lo ùnico que pretende de ellas es su control, lo bueno es que de repente se encuetran cosas mejores en la tv no? no soy una experta asì que no puedo mencionar ninùn caso en concreto pero tengo un vag recuerdo que es asì, tampoco creo que sin ella las cosas cambiarìan demasiado, los bonitos siempre seran bonitos y los feos feos, los ricos siempre màs ricos y los pobres siempre màs pobres, lo bueno es que los infelices pueden dejar de serlo.
GSP

Anónimo dijo...

Bueno, lamento el conformismo de frases como "los bonitos serán siempre bonitos, los feos-feos, los ricos, ricos y los pobres siempre serán más pobres". Cuando pensamos así, ¿qué podemos esperar de nuestras representaciones en pantalla? Mientras México tenga un 80% de gente viviendo en la miseria absoluta, gente indígena jodida, gente discapacitada que a nadie le importa, gente inmensamente obesa y enferma de diabetes, escuelas paupérrimas, servicios de salud precarios, descuartizados por doquier y una masa que dice: eso siempre será así ¿Qué podemos pedirle a los medios?

el inquilino dijo...

¿Qué hace cada uno para intentar cambiar la realidad? Yo no mucho, escribo un blog para empezar. Y me gustaría que las leyes me permitiésen más. Como gachupín incómodo en aztecaland ya me han amenazado una que otra vez con el artículo 33. Y me río, la verdad. Hundidos en la mierda ¡y preocupados por terceras opiniones? Ridículos. Alzar la voz es el primer paso, ¿pero se pasa de ese paso? Si no podemos agarrar del cuello a la inmensa mayoría de delincuentes de este Far West Mexica, ¿qué podemos hacer? ¿O sí los podemos agarrar del cuello y seguir la tradición de cortas cabezas pero esta vez desde un planteamiento civil? La violencia también es la doble moral y también es el tabú, y es el pan nuestro de cada día.

Anónimo dijo...

Propongo que se siga hablando y dialogando. Ahhh, me lleno de buenas intenciones: Ojalá que logremos superar los prejuicios estéticos, los físicos. Dicen que en tiempo de crisis los radicalismos salen del fondo de los corazones, pues qué pena no evolucionar. Y los fabulosos sesenta? setenta? jaja. Una cosa es el gusto y la preferencia y otra es la imposición y el racismo Y más pena no darse cuenta hasta dónde estamos influenciados por las imposiciones de los medios, de telerisa (incluyo argos y tv azteca). Por eso va a ganar Peña Nieto y su gaviotica no? si, ya llevan tiempo vendiendo la novela...Pero en serio, ¿quién puede ser racista en México si por donde se mire esta lleno de morenitos, nariz grande, ojo pequeño, pelo parado ("cara de chango" les dicen "los gueritos" no?)?? Seguro que se la pasan haciendo pucheros a cada rato. Pero wey...con la cantidad de morenos de la población?y además hay distintos tipos, muchos, como el blanco de los esquimales, jaj. Qué tal que la tele se llena de "cara de changos" y "gueritos" enamorados, ahhhhh! Pues igual se entendería pocoo a poco, porque somos lentos, verdad, que en México, la genética es así, que somos de muchos tipos y sabores y sobre todo que wey, somos humanos. Humano culero, humano racista, humano talentoso, humano optimista. Increíble que se argumente por humanidad. Pero sí, en éste nuestro territorio compartido, de eso va la vida, de defenderse por mujer, por campesino, por indígena, por joven, por anciano, por trabajador, por moreno... Jodido, jodido. Un intento por mejorar no?

Atte.: Yo, LA GUAPA CARA DE CHANGO ;)

El inquilino dijo...

Jajajaja!

acayala dijo...

Esto me recuerda a una historia que creo que te conté que vi en Perú (Yo pensaba que en México eran, aunque fuese de casualidad, más espabilados que en más al sur).
Me tuve que tragar más de un capítulo de un aburrido culebrón de producción peruana, porque era uno de los favoritos de mi novia. En la serie, para demostrar que eran peruanos e imagino, que para que el publico se sitiera identificado..., hablaban mucho de Lima y de cosas del entorno del momento. Pero la cosa graciosa era que pese a que todos lo actores fuesen peruanos y demás... eran todos de una impecable ascendencia europea, tanta... que incluso la sosa de la protagonista (que mira que era sosa), era de unos enormes ojazos azules y de un rubiazo que más de una noruega lo envidiaría... Y el galán ni te cuento.
Pero para demostrar que Perú es un país de mezclas había, algo original, un personaje que era un indígena. Le llamaban, "el indio", era bajito y feo... pero era el MALO.. pero claro, tampoco era el MALO... EL MALO MALOSO, era la madrastra o algo así (también de impecablemente europea), que le contrataba para asesinar a no se quien.
A mi me soprendió que encima era una serie de éxito, y que las amigas d emi chica aseguraban que lo veían normal, y que se sentian superidentificadas con la heroina... ¬¬ (No se como, si eres no de clase alta, si no de clase altísísísísima, tal vez... de forma rebuscada, por que mira que era sosa la prota)
Así que si te consuela, ya ves, que hay paises, donde ahora mismo lo del autoracismo lo lleban peor

El inquilino dijo...

ÖRALE, Andreu, ésa no me la habías contado! No crees que sucende esto también con los culebrones catalanes donde se muestra a la señora burguesa pero juvenil?? La aspiración es la madre de todas las mentiras, o de todos los ideales, es el mundo de los sueños, son las novelas de caballería que tanto te gustan como el Tirant Lo Blanc y de las que todos sabemos que Cervantes parodiaba.. Podrá existir alguna vez algún Quijote del audiovisual si nadie ha logrado filmar aún el original?? Qué loco es el mundo, qué racista, sucio, maldito y satánico. 666

Itzel Enciso dijo...

Creo que hay diferencias marcadas entre las personas, físicas, ideológicas, culturales… diferencias que deben valorarse en un sentido (o muchos): un instante de permisión para observar en el otro, cualidades distintas que pueden aportar algo nuevo, un aprendizaje, otra belleza y un modo diferente de percibir la realidad, lo que creo que amplía el criterio y conocimiento en las relaciones humanas. Sin embargo, considero que cuando el valor de la persona se establezca como un todo y no como delimitaciones raciales o de algún otro tipo, la discriminación irá cediendo. Incluso cuando se hace la distinción de esa marcada diferencia que hay hacia las personas morenas, de clases marginadas, etc. y se les pone como “víctimas”, se les desestima (se cae en el mismo juego de discriminación). Creo que al colocar a alguien como “víctima” le resta capacidad, libertad y reitera que hay discriminación. Sé que mi postura es ingenua, pero en verdad, a cualquier ser humano lo creo capaz y lleno de fuerza, aunque estamos regidos por una serie de factores culturales, económicos y sociales, tengo la firme convicción que el cambio empieza individualmente, la percepción del mundo, la percepción de nosotros en este mundo y del otro.
En tanto nosotros nos asumimos como seres diferentes y que a partir de ellas podemos construir, modificar, transformar la realidad, ya estamos cambiando una parte de ésta, y los pequeños cambios modifican un todo, en esto participamos continuamente, de ahí la importancia de asumirnos como un “microcosmos” capaz de alterar al “macrocosmos”. En mi visión “naif” de la vida, en donde se aprecia a las personas con sus diferencias, en sus múltiples tonalidades, matices, pensamientos, se genera un mundo rico, maravilloso y deja de ser unidimensional, bueno o malo, bonito o feo. El pensamiento, espíritu y la acción superan esas acotaciones que hemos ido estableciendo históricamente, esa idea de clasificar y definir qué es lo correcto, o “necesario”, al final, ideas inventadas que responden a una superestructura económica.
En realidad, el mundo se ha convertido en un mestizaje, aunque nos cueste aceptarlo, pero no entiendo el problema, las especies por cuestión de supervivencia realizan estas mezclas, es cuestión de adaptación (desde lo biológico). En este mundo que se mueve tan rápido ante los medios de comunicación, tecnología, etc., es necesario un intercambio cultural y el mestizaje contribuye en él. Creo en ver al otro como humano, antes que clasificarlo con una nacionalidad, religión o clase social, habría menos guerras si respetáramos al otro como humano, como vida, no por etiqueta.

Itzel Enciso dijo...

Resulta contradictorio (quizá) que mencione a Nietzsche con la Transformación del espíritu (ya que varios de sus ideas fueron tomadas en el movimiento nazi), pero creo que pueden aplicar.
El camello con un comportamiento abnegado, que se niega a sí mismo y que necesita su deber. El segundo “nivel” el del León, que trata de expresar su voluntad, éste destruye, pero es un paso importante, existe el cuestionamiento. Y el último, el Niño, que se desprende de lo anterior, a partir de cierta inocencia. El niño irá determinando sus reglas y visiones ante el mundo.
En cuanto a modificar al mundo, Gandhi, alguna vez cuestionó (quizá haya sido un cuento, pero me gusta creerlo), sobre qué era más fácil que ocurriera ¿Qué un hombre moviera al mundo o miles lo hicieran? Todos se inclinaron por la segunda posibilidad, él se inclinó porque un hombre lo hiciera, para mí él lo hizo, una revolución (CAMBIO) pacífico. Y así se hace la revolución, de uno en uno, porque al final somos el TODO.
Una mezcla de pensamientos, en los que te defines, respetas y asimilas, pero no pierdes de vista la empatía con el otro. Y así como los pensamientos se mezclan, los humanos también y no se trata de algo exótico o extravagante, sino es la posibilidad de encontrar lo extraordinario en lo desconocido, entre más conoces, mayor capacidad de discernir existe.
El problema no está sólo en cómo son los guiones, los medios de comunicación, los estereotipos de belleza, engloba algo complejo que se tiene que atender históricamente. Los cambios son procesos y requieren tiempo, cambios que probablemente ni veré, si son inmediatos tienden a ser efímeros o a volver a lo mismo, por lo que a cada momento vamos modificando y como seres libres, tenemos la responsabilidad de asumirnos, y si nos interesa, generar transformaciones, no es en el otro (eso es caer en imposiciones), sino en nosotros.
Celebro que haya diferentes posturas, ideas y se abra un “debate”, creo que es un buen principio.
ITZEL ENCISO

Anónimo dijo...

Lo que podemos esperar en mis frases conformistas es no mirar a los medios para cambiar, la realidad no està en ellos y no se hicieron para cambiar ninguna naciòn, las televisoras tienen sus propios intereses, el cambio debe nacer por otro lado.

GSP

El inquilino dijo...

En el fondo la gente está cansada de desear cambios en su socidead y ver que nada ocurre. Nuestra vida diaria, la sobrevivencia, nos hace dejar nuestra parte social de lado. ¿El mito de la jungla? ¿O es que estamos dispuestos a gastar sólo una parte mínima de nuestra energía en cambiar? Pero es algo que no podemos dejar de desear. ¿Por qué ese inamovilismo mexicano, MUNDIAL?
Creo que ya dejamos de hablar de guión para hablar de lo social.

Anónimo dijo...

El cine y el internet tienen un papel importante enfrentando a ese tipo de televisión. Yo creo que en una época el cine mexicano sí reflejaba en buena manera al pueblo mexicano. Siguen existiendo Tintanes y Cantinflas, Pedros Infantes y Jorges Negretes, Resortes y Clavillazos, Marías Félixes y Dólores de los Ríos... En cuanto al racismo, es cierto. A mí no me molesta que el mexicano sea racista, me divierte. Y en cuanto a su posición frente a los extranjeros, es verdad: son putamente malinchistas y prostitutamente xenófobos, especialmente en sus instituciones "democráticas". La gente me parece algo más incluyente, a pesar de que hay cada personaje...

No estoy tan seguro de que a ti como español te vaya taaaaaaan mal, o tan extremadamente diferente a los "argencanos" Aunque sé que no es tu paraíso... Creo que conoces de cerca casos más jodidos. Un ejemplo sencillo son las dos fronteras. Ser mexicano y recorrer el país de extremo sur a extremo norte es una buena manera de pasar de victimario a víctima. Deberían vender el método en infomerciales...

JS

El inquilino dijo...

Jajaja. JS, muy buena entrada. No me va tan bien como me gustaría ni como parece, soy pobre, nuevo pobre...como millones. Los clichés cómicos antigüitos no son santos de mi devoción pero a veces son los únicos que hacen reír..tantito. En México todo el mundo cambia de víctima a victimario como quien cambia de marca de papel higiénico. Esta es la tierra del sadismo aniñado y cruel. Viva el cine, y vivan los sueños, amigo JS.

acayala dijo...

Lo de las telenovelas Catalanas lo compararía más bien con las series yankis de negros en donde el "blanco" suele ser un secundario gracioso y cosas por el estilo. En las TN catalanas si te fijas, es el castellano, directamente el tonto o el malo... Como tú dices, la TV forma opinión convence y "educa" en una dirección u otra. Mira por ejemplo en "La alquería Blanca" Los "buenos" y "tontos" hablan a lengua, los VILLANOS solo hablan castellano, mientras que los HÉROES hablan las dos lenguas... No te quiero decir nada, pero... ¿es algo subliminal?
Los Culebrones latinos se supone que se inspiran de la "realidad" pero resulta que esa "realidad" acaba adoptando esos roles que ven en la TV... Así que a no ser que el gobierno tenga una auténtica intención de cambiar una situación se seguirán apoyando los arquetipos que dices hasta que el gobierno de turno decida cambiarlo y entonces se permitirá, poco a poco crear unos arquetipos diferentes para cambiar la opinión de la sociedad, poco a poco...
Por cierto, El Tirant,es mejor que la mierda de el Quijote, y eso lo reconoce hasta el mariquita de Cervantes, que por cierto, es mariquita porque era castellano, si hubiese sido de los nuestros molaría, pero era un vil extranjero y encima manco, y si hubiese conocido a Martorell, seguro que este se lo habría cargado de un espadazo por ser Castellano, imperialista opresor. xDDDDD (tenía que dejar ir mi vena nacionalist)

El inquilino dijo...

Jajajaj.. Como bien apuntas nada es subliminal, lo intentan, pero no lo logran. :D Somos los guionistas y nuestra incorrección, ignorancia y prejuicio de turno (eso por no admitir que obedecemos cual monjas el poder político)los que hacemos o deshacemos, dizque culural y televisivamente hablando. ¿Cultura y televisión algún día irán de la mano? Lo dudo, qué mal. ¿Habrá Raza sin Racismo? Más de lo mismo. Respecto a Cervantes, su mariconería de la que hablas, su castellano y su mancada, creo que estás equivocado. Como mucho el Quijote es al Tirant, lo que Pepsi a Cocacola o lo que Adidas a Nike. Competencia en igualdad de condiciones. Y eso poniéndome en plan valenciano-cultura pop. Que nadie haya hecho caso a los valencianistas que como tú, quieren humillar a Cervantes me parece cuanto menos poco sospechoso. Teorías conspirativas aspañolas y catalanas, de eso hay mucho por nuestro pueblo. Me gusta lo que dices el blanco tonto y el negro listo. Obama es más de lo mismo. ;)
Por cierto, creo que ya no soy screenwriter sino popwriter, me gusta más.

Anónimo dijo...

Creo que es un tema muy complejo, hay muchas cosas al aire en este tema, pero algo evidente es que la televisión en México está en decadencia, y creo que es lastimoso que las televisoras manipulen la imaginación y la creatividad del guionista, o de cualquier artista, y hasta cierto punto, todo esta ligado al capitalismo que te dice, bebe bebe bebe, coge coge coge, compra compra compra, por que ese es el exito naturalmente ligado al dinero en la comedia absurda, México es un país lleno de grandes talentos, pero eso no significa que México sea un país culto, es por eso que los medios de comunicación mantienen a la gente apendejada en un estado animal aplastada a un televisor viendo las pendejadas que alguna ves pudieron pertenecer al guion de un artista y que ya no se parece ni tantito al original.

Valencia Marín guillermo Habid

Itzel Enciso dijo...

POZZO.- Ya no llora. (A Estragón) Usted le ha sustituido en cierto modo. Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro que cesa de hacerlo. Lo mismo pasa con la risa. (Ríe). No hablemos, pues, mal de nuestros tiempos; son peores que los pasados. (Silencio). Claro que tampoco debemos hablar bien. (Silencio). No hablemos. (Silencio). Es cierto que la población ha aumentado.
Beckett, Samuel; “ESPERANDO A GODOT”; Acto I (fragmento).
ESTRAGON.- ¿Dices que tenemos que volver mañana?
VLADIMIR.- ¿Qué?
ESTRAGON.- Entonces nos traemos una buena cuerda
VLADIMIR.- Eso es
(SILENCIO)
ESTRAGON.- Didi
VLADIMIR.- ¿Qué?
ESTRAGON.- No puedo continuar así.
VLADIMIR.- Eso se dice fácilmente.
ESTRAGON.- ¿Y si nos separásemos? Quizá nos fuera mejor.
VLADIMIR.- Mañana nos ahorcamos. (Pausa). A no ser que venga Godot.
ESTRAGON.- ¿Y si viene?
VLADIMIR.- Estaremos salvados. (Coge su sombrero –el de LUCKY- mira en el interior, pasa la mano, lo sacude y se lo vuelve a poner.)
ESTRAGON.- Entonces, ¿nos vamos?
VLADIMIR.- Súbete los pantalones.
ESTRAGON.- ¿Qué?
VLADIMIR.- Súbete los pantalones.
ESTRAGON.- ¿Qué me quite los pantalones?
VLADIMIR.- Que te los subas.
ESTRAGON.- Es verdad.
(Se sube los pantalones. Silencio.)
VLADIMIR.- Entonces ¿nos vamos?
ESTRAGON.- Vámonos.
(No se mueven. Telón)
FIN DE ESPERANDO A GODOT
Beckett, Samuel; “ESPERANDO A GODOT”; Acto II (fragmento).

GODOT nunca llegó… Si él nunca llegó, ¿qué es lo que esperamos ahora? ¿a quién o qué esperamos?

Itzel Enciso

el inquilino dijo...

O dicho de otro modo y con el refranero aspañó mediante: "El que espera, desespera". Y en plan consejo de autoayuda: "NO te preocupes, ocúpate". ¿Cómo podríamos decirlo más mexicano? ¿Con dinero baila el perro? jajaja, no... Seguro hay un refrán mexicano para esta ocasión...
Por cierto, Grande Godot, Bueno Beckett.

Itzel Enciso dijo...

“No hay peor lucha que la que no se hace” (refrán popular)

"Aquel que desea pero no obra, engendra peste"
(William Blake, "El matrimonio del cielo y el infierno". Proverbios del infierno).

Licencia Creative Commons
el inquilino guionista se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.