martes, 19 de julio de 2011

¿Qué diablos es un spec?

Parece ser que nada impulsa más a los escritores como escribir guiones originales; tanto que los estadounidenses los llaman spec scripts. Eso si vives del otro lado de la frontera, porque de este lado, para vender un guión original has de armarte de becas que te permitan asistir a pitchings donde vender tu pescado. Viajar viajas, eso seguro. Cómo vender de verdad un guión original en Iberoamérica, será nuestro gran artículo, algún día.
    
            Volviendo al sueño de los specs, no hay que negar que a todos nos fascina la idea ganar un buen puñado de dólares. Concepto, idea, guión. El camino es conocer la tendencia de la industria de tu país, por pequeña que ésta sea o por mucha dictadura que en tu terruño haiga. Para seguirla o para contradecirla, porque la ignorancia en este caso, no es virtud.
Para escribir este artículo husmeé en numerosas páginas sobre guión from USAme, realizando mi propia traducción de algunas, y mezclándolas sobre lo que un servidor sabía del tema de antemano. Aquí les dejo esta paella rusa specscriptosa.
1.      Un poco de historia.
 El primer guión original vendido como spec script fue La mujer del año, de 1942. Escrito por Ring Lardner, Jr. y Michael Kanin, fue vendido a la MGM por 100mil dólares. Inspirado sin duda por el éxito de su hermano, Garson Kanin y su esposa Ruth Gordon, escribieron cuatro guiones que vendieron a los estudios de Jolibú: Doble vida de 1947, La costilla de Adán de 1949, Chica para matrimonio de 1952 y La impetuosa también de 1952. Todas dirigidas por George Cukor y protagonizadas por Katharine Hepburn y Spencer Tracy.

            La siguiente gran compra/venta de un guión original (no hay que olvidar que hasta esos años los guionistas eran tristes escritores amanuenses a sueldo de las ideas del productor o eran el mismo director de la película) no fue hasta 1967. La 20th Century Fox compró a William Goldman su magnífico guión titulado

Butch Cassidy and the Sundance Kid
por 400mil dólares. La década de los 70 vio uno de los mejores negocios guionísticos con The Yakuza, de Paul Schrader, a quien vamos a poder ver dentro de poco en el Festival de Guanajuato.  
Pero no fue hasta 1984 cuando la Warner compró a Shane Black su famosa Arma Letal, que la industria norteamericana implantó el sistema de compra de guiones originales. Como podrán observar, nuestra profesión de guionistas freelance que intentan vender sus guiones originales, se remonta prácticamente a ese año.
            Durante las décadas de los 80 y 90, los estudios estuvieron más que activos en la compra de guiones originales = guiones especulativos = spec scripts, llegando a alcanzar la cifra de 100 guiones o más por año. Qué gozada.
            A medida que la competencia entre guionistas por elevar (y comercializar) la calidad de sus historias subía de temperatura, también lo hacían los precios de venta de la mano de los agentes literarios, que se encargaban magistralmente de orquestar una guerra de ofertas entre productores.
Para muestra basta un botón: unos cuantos ejemplos de las ventas de spec scripts.
The Cheese Stands Alone, Kathy McWorter ($1,000,000)
Milk Money, John Mattson ($1,100,000)
The Ticking Man, Brian Helgeland & Manny Coto ($1,200,000)
The Last Boy Scout, Shane Black ($1,750,000)
The Sixth Sense, M. Night Shyamalan ($2,500,000)
Bad Dog, Dale Launer ($3,000,000)
Basic Instinct, Joe Eszterhas ($3,000,000)
            Y llegados al nuevo mileno, a esta parte tan convulsa de la historia, la compra/venta de guiones originales, de specs, ha variado según el año, sube o baja dependiendo…quién sabe de qué. En 2002 se compraron 121 guiones, y en 2006, 64. Podríamos decir que de media, entre 2001 y 2010, los specs fueron 84 por año. Otro botón.:
Of God and Country Club, Eric Eisner ($1,000,000)
The Island, Caspian Tredwell-Owen ($1,000,000)
Accepted, Mark Perez ($1,250,000)
The Passion of the Ark, Bobby Florsheim & Josh Stolberg ($1,500,000)
They Came From Upstairs, Mark Burton ($1,750,000)
RPM, Joel Wyman ($1,800,000)
Hangover, Jon Lucas & Scott Moore ($2,000,000)
The Breakup, Jay Lavender & Jeremy Garelick ($2,000,000)
The Superconducting Supercollider of Sparkle Creek, Wisconsin,
David Koepp & John Kamps ($2,500,000)Déjà Vu, Terry Rossio & Bill Marsilii ($3,000,000)
2.      Pero, ¿qué valor tienen los spec scripts más allá del dinero?
+ Para los guionistas noveles es un modo de introducirse en la industria. 
+ Un guión original sirve para conseguir un agente o representante. 
+ Si el guión termina en película (no todos los specs lo hacen) te corresponde tu tajada en derechos de autor sobre las ventas de DVD, cable, VOD (video on demand), secuelas, remakes… 
+ Si estás cansad* de trabajar para otros o coescribir, un spec te permite desarrollar tu propia historia. 
+ Si un escritor de plantilla está encasillado en un género, escribir un guión original te permite explorar otros géneros, le permite sacar material fresco.
3.      Comprendiendo el mercado de guiones originales.
El guionista gringo William Goldman, dijo acerca de Hollywood, "nadie sabe nada", y en cierto modo tenía razón. Sin embargo, hay unas cuantas claves para hacerte más accesible el mercado de originales, y que te dan una guía de cuánto se vende, cuándo y por cuánto.
Lo primero que hay que saber para vender un guión, es que las seis majors de Hollywood (20th Century Fox, Disney, Paramount, Sony, Universal y Warner Bros) así como las llamadas mini-majors (DreamWorks, Lionsgate, Mandate, Relativity, Reliant, y Screen Gems) tienen cada una un banco de ideas filmables
Es literalmente una colección de proyectos. Sus fuentes son: novelas gráficas, cómics, libros de ficción y non-fiction, artículos, historias reales, guiones por su puesto, revistas, periódicos, artículos… En realidad es una sociedad de inversión cuya moneda de cambio, son los derechos adquiridos, y que les cuesta a las majors millones y millones de dólares al año.
Y es importante saber que  en este banco de idas, cada estudio cataloga sus proyectos según géneros primarios:
acción - animación  - comedia - drama - familiar  - terror - ciencia ficción - thriller/suspense
Si bien algunos estudios gastan en producir un determinado género (Lionsgate lo ha hecho bastante bien con las comedias urbanas de Tyler Perry y la saga de terror Saw), todos ellos desarrollan múltiples géneros.
Es su modo de tener la seguridad de que si pasa de moda un género y se pone de moda otro, ellos siempre van a tener proyectos en puertas. De esto, se sacan conclusiones del tipo 
se han comprado muchos guiones de acción, por tanto esa parte del mercado está muerta hasta dentro de 6 meses o un año”. 
“pusieron de moda el terror con el taquillazo de su última película, las productoras al año que viene van a querer comprar terror”.
            Esto nos lleva a la conclusión que los estudios de Jolibú sólo responden a los resultados de taquilla, algo que ya sabíamos. El eterno debate entre arte y comercio. Si te interesa más el tema de por dónde van los tiros de necesidad de specs, visita esta página:
 www.gointothestory.com
 Allí encontrarás cosas tan divertidas como ésta:
So you've written a spec script. What's next?How to market your script? How to build your career?
            ¿Y qué hay del mercado de guiones originales a día de hoy? Está muy bien, gracias, hablar de mercado siempre es un rollo. L
            La triste conclusión: aquello que realmente mueve la industria del país del norte son los juguetes, las camisetas, los promocionales de la marca temporal que representa toda película de éxito. La famosa mercadotecnia. Lo que quiero decir es que estamos en una época en la que la inversión media por película es tan grande (720 millones de dólares) que se necesita todo lo que ofrece el mercado para poder producir. Qué capitalista asqueroso sueno, ¿verdad?
            4. ¿Qué buscan actualmente los estudios?
 +Historia cuadrada. Que interese tanto a jóvenes, como viejos, a hombres como a mujeres. Todos los públicos. 
 +Lo mismo pero diferente. Hollywood reniega de la originalidad. Le asquea. Más vale malo conocido (plagio de plagio) que bueno por conocer. 
+Paquetes de guión. Con propuestas de actores que hayan mostrado interés por la historia. Es el concepto total de la película. 
+Grandes personajes. Además, si no tienes un abanico de grandes personajes en tu guión, jamás conseguirás a los actores necesarios para interesar al productor. 
La pescadilla que se muerde la cola. 
+Concepto chingón. Que no sólo sea un high concept, sino que además incluya un target claro y una propuesta de mercadotecnia en su esencia.
            Y según estos gringos que leo por aquí o por allá, “un guión se ha de reescribir por lo menos 10 veces antes de interesar a un productor, pero si tu historia tiene un concepto chingón, sólo habrás de reescribirla 7 u 8 veces”, no es broma.
             +Voz propia. Ingenio, diálogos inolvidables, estilo fresco y entretenido, personajes míticos, giros inesperados, emoción a manos llenas…
            Terminemos ya, por favor, que me estoy deprimiendo. ¡Mis guiones son totalmente lo contrario a eso!
5.      Un manager de guiones en Hollywood dice:
“If you write a great script, we will find you.”

            Como el Tío Sam.

Nota: Info extraída de aquí y de aquí.

7 comentarios:

Martín dijo...

Entonces, un spec script es un guión literario, no?

Martín dijo...

Estoy seguro de que si les presentas a los agentes de Jolibú un guión que cumpla con todos estos requisitos todavía te dirán "Dale una vuelta más" y entonces tú preguntas "¿Qué es lo que no te gusta?". "Está muy bien, pero hace falta darle una vuelta más, un giro sorprendente". "¿Pero dónde?" "Tú dale la vuelta"....

El inquilino dijo...

Bienvenido.
Sí, un spec es sencillamente un guión literario que no te lo encarga ningún productor o director, que es tuyo al cien por cien. Pero como bien dices, pamplinas, si alguien que no seas tú te dice cuántas vueltas darle y cuándo está listo, es que no es un guión tuyo, sólo lo parece. :)

Anónimo dijo...

Muy buena entrada, aunque deprima un poco el panorama, pero la verdad es que ya somos resistentes a la amebas de Joligú y podemos seguir soñando y escribiendo, a ver cómo carajos compaginamos originalidad e industria, que en latinoamérica tenemos ventaja, no la hay! ja! y dentro del wanna be gringo en todo, algo podremos colar, como algunos se han colado ya. Saludos Inquilinou

El inquilino dijo...

En efecto deprime un poco, pero donde no hay, como bien dices, está todo por hacer. Sólo hay que aprender a abrir los candados que cierran las cadenas que llevamos sobre la espalda, en el cuelo, en las manos... Buscar la libertad, el comercio y el cine, sea éste contemplación o narración.

Anónimo dijo...

Con respecto a lo que buscan los estudios, "lo mismo pero diferente". Se puede decir que funciona porque se basan en la experiencia, pero no hacen mas que vendernos lo mismo de siempre e ir al cine se vuelve una actividad rutinaria, ya no es la misma emoción de antes de esperarte mas de 1 mes para ver una película, solo vas y escoges la pelicula que se ve menos mala y desde el incio puedes deducir en que termina.

El inquilino dijo...

Buen punto, anónimo... Y triste.

Licencia Creative Commons
el inquilino guionista se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.