martes, 8 de noviembre de 2011

Está desapareciendo una generación de nuevos guionistas

Ni modo de hacerlo entender: si no tienes un guión en tu proyecto, no tienes nada, te falta la arquitectura.  Desde lo más amateur de lo amateur –las apasionadas obras de teatro de un colegio, por ejemplo-:
“Hola Inquilino, necesito un guión acerca de la vida de Simón Bolívar para utilizarlo como estrategia en clases de historia de 1er año, no sé si usted me pueda ayudar…”

…hasta la anarco gelatina televisiva dizque más profesional mexicana de Telerrisa Chou.
          
          Es normal toparse anuncios como estos en el mail de cualquier guionista:         
“Buscamos guionistas con o sin experiencia y estudiantes de cine y televisión para lluvia de ideas destinada a proyecto de telenovela. Trabajo no remunerado pero si tus ideas generan interés, podrás formar parte de nuestro equipo de creativos de Televisa, o TvAzteca, o su inche madre.”
Todos necesitan un guión. Pero gratis, no em fotis, noi
Aunque las noticias no son muy positivas que digamos:
            Va para cuatro años que a los productores y empresarios el mundo se lo puso en bandeja: la crisis. Ya saben, el archiconocido rollo liberal de “en tiempos de crisis, medidas de crisis”. ¡Ja! Como si antes la norma fuera que nos pagaran bien y nos trataran con respeto a l*s tont*s de siempre llamados guionistas. Aún así, hermanos, aunque hayan muchos entre nosotr*S que aseguren que hay que bajarse los pantalones, NUNCA hay que dejarse vampirizar por NINGÚN productor, por ningún motivo: ni si quiera el hambre. "Muert*jambre, pero dign*"
Desgraciadamente, hasta un guionista de Jolibú que conozco por allí (digo que conozco para parecer más chingón, pero la verdad es que sólo nos carteamos), me cuenta:
“En el año 2008 yo estaba en la cima del mundo. Mi primera película había recaudado 66 millones de dólares y ya estaba a punto de vender mi segundo spec.  Al menos eso era lo que yo pensaba. Ahora tengo que aceptar trabajos, incluso, ¡de agente de ventas! Pero volvamos al guión. Yo no tenía ningún colchón económico, vivía al día como tú y casi todos los guionistas que pueblan las pantallas, sin embargo no era muy consciente –y eso que tengo más de 40 años-, de que el dinero ganado rápidamente (aunque sea escribiendo una peli) se va rápido.” 
“Como digo, la vida me iba bien, pero después de la famosa huelga de escritores nos empezó a parecer que los estudios y las productoras usaron eso como excusa para hacer todo tipo de recortes. 
“Luego vino la crisis y la imagen por doquier era de guionistas cabizbajos y productores sonrientes, la venganza en esta industria es algo completamente normal. Resultado: guionistas que no cobran y que trabajan gratis en la meca del cine.” 
“De repente me vi siendo un guionista de serie A compitiendo en producciones de serie B: televisión y películas de dudosa calidad para DVD sobre todo. En verdad he de confesarte que llevo más de tres años tomando cualquier trabajo de esos que prácticamente el único requisito para desarrollarlo es saber escribir sin faltas de ortografía y tener tantita imaginación.” 
“En verdad yo no soy el único caso, hay mucha gente así. Antes había trabajo para todo tipo de guionistas en todos los niveles de producción. Ahora, aquéllos que peor lo están pasando son los “nuevos” y créeme, todavía hay muchos, y siguen llegando más; si me gustaran la películas de terror, diría que parecen ir al matadero.” 
“La esperanza no se pierde y esto sigue siendo una fábrica de sueños sustentada por el American Way of Life. Pero estamos hablando de que está desapareciendo una generación de nuevos guionistas, a la que tú por edad, creo debes pertenecer, aunque todavía te guste más la mala vida mexicana que el buen gusto gringo.” 
“Los estudios hacen menos películas y mucho más baratas. El umbral de gasto oscila actualmente entre 3 y 7 millones de dólares. No es por sonar idiota, pero la cinematografía mexicana y la jolibudiense están más cerca que nunca debido a los presupuestos irrisorios que se están manejando. Si antes los estudios estaban preocupados con hacer películas muy comerciales, ahora siguen queriendo lo mismo pero de micro presupuesto o de apuesta segura: esto explica el mayor boom de remakes de la historia. Son todo puros tentpoles y franquicias.” 
“Y lo peor: los estudios no sufren la caída económica, ellos mantienen todo su dinero y más, no sufren. Hoy más que nunca, la codicia de Hollywood es la única norma. Ya no se compran los derechos de un guión original para desarrollarlo con sus productores, sino que quieren paquetes enteros, con acuerdos actorales entre agentes incluidos.” 
“Las reuniones para pitchins, los proyectos largamente desarrollados, y la infraestructura de negocios que sustentaba al cine (product placement, mercadotecnia, etc) casi ha desaparecido del mapa jolibudiense.” 
“¿Y mis proyectos personales? Todos directos a DVD. Aunque todavía tengo manager y representante, pero al parecer por poco tiempo, porque los estudios y las empresas productoras solo me llaman para TRABAJAR GRATIS en sus proyectos con la falsa promesa de que me van a comprar un guión original en el futuro…Igual intento no desanimarme.”
                Después de leer el mail de mi amigo que me respondía a la pregunta de “¿cómo está el asunto de verdad en Hollywood para los guionistas?”, pregunta que me comía el coco debido al tema de si me voy o no a clavar una pica más al norte de la frontera, vaquero; después de leer este mail, como digo, se me quitaron las ganas de seguir escribiendo sobre el drama guionístico de tener que trabajar gratis. En ese tema, seguro mi historia es parecida a la de much*s de vosotr*s, así que ya os podéis imaginar. Que imaginar nada cuesta pero todo vale, además se nos da fácil y eso les jode.
            Pero eso sí, intentaré no desanimarme. J

5 comentarios:

acayala dijo...

Lo que le pasa a la industria de Joderbud! Es lo mismo que le ha estado pasando a la de música. Pero como los Joderbudienses, tienen más pasata, les cuesta más caer, o por lo menos, parece que no caigan.
Lo que les ocurre, es que abrieron la caja de pandora. Metieron pasta en desarrollar nuevas tecnologias para producir más rápido y más barato, y se les olvido que la tecnología está para usarla, y ahora esta tecnología se les está follando porque la única forma que se les ocurré de combatir a Internet, y los nuevos medios de comunicación es mediante, la única fórmula que conocen, más dinero y más tecnología, con lo que solo hacen el agujero más gordo par ellos mísmos.
Aparecen nuevos formator para narrar historias, que nos lo permiten hacer a "cualquiera", y ante las mierdas garrafales que produce la "industria", la gente se: "Esto lo puedo hacer yo y mejor", y ahí tienes internet, con un millón y medio de canales y otro millón y medio de propuestas de series y películas hechas por "aficionados", con más o menos dinero y conocimientos que en algunas ocasiones superan los productos mastodónticos Joderlibudienses. Los cuales, ante esto, responden con, "más pirotécnia y menos guión".
En teoría los de mi oficio deberíamos salir ganando, pero la verdad es que tampoco, porque como quieren abaratar más costes, todos estos productor terminan en China... (Pero incluso China empieza a ser cara para contratar a un técnico), así que cada vez más se mira a Corea (la del norte, donde la "esclavitud" aun es legal al parecer).
Y lo único que ocurre es que la gran industria, se pone una soga al cuello, y poco a poco va apretándosela y poco a poco se va ahogando. Primero caen los guionistas, después... los técnicos, finalmente... no habrá industria, por lo menos, no la habrá tal y como la conocemos hoy en día porque esta "colla" de imbéciles se la habrán cargado ellos mismos.
Así que no te desanimes, solo hay que buscar el formato adecuado para plasmar la historia. :-)

Anónimo dijo...

a Joligú me lo paso por el arco del triunfo!!!!!!!!!!!!!!!! yaaa, decadencia, obsoleto, no me sirve, lo que sigue! Otros formatos, me gusta. A encontrarlo y acomodarse :) Saludos.

El inquilino dijo...

Ay pecadores, que no veis los que estáis diciendo! :P

Kraken dijo...

La gente con recursos suele quejarse de que los pobres queremos todo gratis, sin embargo, cuando llega el momento de la verdad, ellos aprovechan cualquier oportunidad para conseguir trabajadores gratuitos, ellos sí quieren todo gratis. Tienen unos discursos éticos que nunca dudan en quebrantar. Así de hipócritas son. Se cubren con el teflón moral del “no te pagaremos pero será una experiencia enriquecedora”. Lo peor de todo es que suelen encontrar quien haga el trabajo gratis o en su defecto, muy barato. Es lamentable que las crisis sean una gran oportunidad para que los oprimidos se transformen en aplastados.
Si tan insignificante y barato es el trabajo de la gente, pues entonces que lo hagan los mentados jefes... pero se me olvidaba el detalle de que ellos no saben como hacerlo. Jajaja.
Nada es gratis en esta vida. Uno debe hacer notar que su trabajo vale mucho. Aunque por lo que menciona tu amigo por correspondencia, el intento puede resultar contraproducente. Viendolo bien tienes razón: La situación está jodida.

El inquilino dijo...

Sólo se me ocurre una cosa, aplaudirte. Plas, plas, plas. Qué bien hablas, carajo! :D

Licencia Creative Commons
el inquilino guionista se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.