martes, 10 de diciembre de 2013

5 guionistas de televisión mexicana, charlan sobre su oficio

“Escribir televisión, es tan fácil como morderse el codo”: Espectador.

Giovanni Sartori argumenta en su libro “Homo Videns, La Sociedad Teledirigida”, que los niños aprenden primero a ver televisión que a leer, siendo el aparato electrónico su primera nana.
          Y si hemos de coincidir con su idea, entonces qué mejor que hayan escritores que narren grandes historias, las cuales sirvan para construir un utópico México en donde hasta en televisión abierta nos eduquemos para el futuro...
El pasado 5 de diciembre se llevó a cabo una conferencia sobre “Guión para Televisión” en la Escuela de Escritores SOGEM, en donde Aída Guajardo, Patricio Saiz, Gibrán Portela, Raúl Olivares y Aarón Romera, nos compartieron magistral clase sobre cómo ser guionista de TV y su trabajo.
Remitiéndome al argumento de Álvaro Cueva (el “mejor” crítico de televisión en México), sobre aquel aparato electrónico usado para distintos fines (incluido el Cine) “La Televisión no es la caja pendeja, más bien hay Pendejos haciendo Televisión”, la Vox Populli dicta con real convencimiento, que verla, apendeja.
Entonces, ¿realmente existe la buena televisión? O la pregunta correcta sería: ¿Realmente se escribe buena televisión? Y es ahí cuando los expositores de experiencia guionística nos comparten su andar por los rubros televisivos, lo que se debe hacer y no, el cómo y el cuándo.
Patricio Saiz:
"El reto de escribir televisión es que a diferencia del cine se debe entretener al público 800 minutos y no 90, además de la complejidad de los personajes, porque deben ser interesantes, además de saber trabajar en equipo por las diferencias o similitudes de escritura. En Tele hay que saber resolver rápido."
Todos los presentes al escuchar los argumentos de los guionistas adquirimos más dudas que respuestas, y esto por el hecho de desconocer no sólo la forma de escribir Televisión, sino cómo trabajar en ella. “La Televisión es a la Radio, lo que el Cine a la Fotografía” : Aarón Romera. Y es que la manera de escribir Televisión depende del tipo de proyecto que sea.
“Las presiones de escribir televisión, en mi caso telenovelas, es que de mínimo debes escribir 300 horas, además de las complicaciones de producción, sobre todo cuando alguno de los actores exige que se le den mejores diálogos y por ello es bastante rotativo el guión”: Aída Guajardo.  
Y es que escribir telenovelas puede parecer más sencillo que con las series, pero es algo muy distinto.
Y de ahí parte una de los cuestionamientos más grandes: ¿Cuánto y cómo debes cobrar por escribir televisión? Aída Guajardo nos comenta que en promedio el tabulador dice que debes cobrar $50 000 pesos mexicanos por capítulo de media hora, aunque hay algunos que cobran hasta $10 000 USD. Patricio Saiz asegura que un capítulo de serie televisiva de 40 minutos entre $40 000 y $70 000 pesos mexicanos. Aarón Romera propone que debería cobrarse $1000 pesos mexicanos por página, cosa que es equitativa, aunque en cine por tu primer guión, siendo inexperto, debes cobrar entre $250 000 y $400 000 pesos mexicanos.
Pero surgen más dudas: ¿Debes regalar tu trabajo por obtener experiencia? Y entonces todos debaten, que por ser la primera vez sí, que cuando eres consagrado debes cobrar las perlas... Patricio nos cuenta: “El escribir es una chamba y es un negocio, ¿quieren que funcione? trátenlo con la seriedad que se trata un negocio, y si quieren vivir de esto, trátenlo de tomar con mayor seriedad”.
Raúl Olivares piensa que forzosamente debes regalar tu trabajo alguna vez para aprender los golpes del oficio de ser guionista, pero para Gibrán Portela, lo que ellos no están diciendo es para prevenir que nos pase a nosotros, los noveles que por desear una oportunidad, fregamos al gremio.
¿Y qué hay de las Webseries? Aarón Romera comenta acerca de que en España se han olvidado de producir cortometrajes y en lugar de ello producen webseries, desde productoras independientes como con recursos del estado. Y es que hoy en día la tecnología ha permitido producir televisión de bajo presupuesto y que puede ser vista por una mayor audiencia a través de la red.
Así también la publicidad, a través del Storytelling, ha llevado el formato de la webserie como método persuasivo, sobre todo porque los capítulos tienen una duración de entre 3 y 5 minutos. Por ello el Transmedia juega un papel importante dentro de éstas para una completa y pequeña industria, en donde uno y cien cuentan sus historias.
            Es por ello que concluyo que la escritura televisiva, en sus distintas facetas, es tan complicada como escribir Cine, que no debemos demeritarla o menospreciarla, ya que con sus similitudes y complejidades, la hace atractiva ante su voracidad de diálogo, su implacable presión por la temporalidad de entrega, así como la disciplina que se debe poseer para no caerse en el intento.

Entonces ya sabemos, que para lograr el objetivo de convertir a la caja pendeja en un baúl del conocimiento, y del entretenimiento, hay que educar a esa nana que mediante divagaciones te programa para ser un espectador conformista. Tomemos muy en serio nuestra profesión como escritores, nuestro objetivo es, y será siempre, contar historias,  sin importar si van al Cine, la Televisión, los Libros o nuestros Sueños.

Escrito por Rodrigo Álvarez

4 comentarios:

MIGUEL (FIREMAGNUM) dijo...

buena sintesis en mi alma mater la SOGEM.

El inquilino dijo...

Sí, buen resumen. Faltó algún detallito, pero para ser el primer artículo del amigo Rodrigo, está muy muy bien. Desde aquí, gracias Rodrigo.

Isaias Parra dijo...

Me encantó esta nota.

El inquilino dijo...

Qué bueno. :)

Licencia Creative Commons
el inquilino guionista se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.