lunes, 27 de diciembre de 2010

El guionista robado


¡Alto! Esto es un atraco, el guión o la vida.


          La primera vez que alguien le robó a AA una idea, fue su propio hermano, M. 
          Él tenía 18 años y M cuatro más. 
          M le escuchó hablar de una historia, El Candidato, que AA había leído de un autor inglés de la primera mitad de S. XX, John Wyndham, quien con sus relatos de suspense y terror asustaba incluso al mismísimo A. Hitchcok
          Cuando AA se encontraba escribiendo el guión adaptando el relato para realizar un cortometraje con sus amigos, M, su hermano, recién le anunciaba que lo iba a grabar sin contar para nada con la colaboración de su hermano menor. 
          El colmo del cinismo, qué cabrón. 
          Entre hermanos robarse es normal, según decía M. 
          Hasta hace poco y durante largos años, AA decidió que M ya no era su hermano. 
          A más de una década transcurrida, AA es guionista y su hermano mayor cineasta (o lo intentan)  
          En el último año, M ha sido robado y timado en su primera película, una tv movie valenciana, posiblemente por venganza del productor. Y aunque AA desconoce el caso por completo, la sonrisa no se le va de la boca, quien ríe último ríe mejor: vuelven a ser hermanos, de igual a igual.

          Pero a AA le volvieron a robar. La segunda vez, años más tarde, fue un golpe más duro por la rabia profesional que le produjo. El ladrón, JB, -y no es un güisqui-, era el representante más joven por debajo de los cuarenta, de un importante clan cinematográfico mexicano, cuyo origen se remontaba a setenta años atrás. 
          JB iba a filmar una película, -tambien ópera prima-, cuando AA le realizó un profundo script doctor y una nueva versión del guión, contratando un asistente –porque encima JB tenía prisa-. Pero AA nunca vio un peso tras la entrega de todo su trabajo. Suerte para AA y sus ganas de impotente venganza, la peli fue un rotundo fracaso de público, crítica y taquilla. Su productora, YM, hubo de soportar otra pena profesional más a sus espaldas. Y eso, para una productora legal mexicana, es una doble humillación.

          Dos pequeñas historias que, como muchas otras situaciones indeseables, maceran la lenta carrera de cualquier guionista. El cine, como todo lo osado, también se hace de venganzas entre "amigos" y hasta entre hermanos.

          Mi amigo ER, quien ha escrito más de una docena de películas, una vez me dijo: 
“cuando no me pagan, cuando me timan, lo intento todo: amenazas, asociaciones de gestión de derechos, abogados, pero al final si me pagan algo me doy con un canto en los dientes, esto es jodido de principio a fin”.
         A doce años de carrera que llevo no me han filmado mucho, pero lo filmado fue de calidad. A día de hoy, todavía hice más producciones cinematográficas como actor, -pese a que en ocasiones eran cortos en video-, que como guionista. 
         Pero si contásemos todo lo que me han robado, mis títulos como escritor indudablemente serían mayores. La gente debería empezar a saber que detrás de casi cualquier película o documental, en muchas ocasiones hay más de un autor fantasma, negro o robado. En otras épocas, ser el negro literario de un autor reconocido y con firma, era una forma de empezar en este mundillo y tenía su crédito y prestigio. La escritura era una labor más parecida a la pintura y su sistema de talleres, maestros y alumnos que superaban a sus maestros, era el barómetro de la oferta y la demanda laboral. La carrera empezaba cuando los maestros promocionaban al joven escritor. Y si el aventajado aspirante lo hacía bien, siempre era un orgullo para la academia a la que pertenecía. 
        Debo estar hablando de antes de la invención del cine, porque hoy en día es muy distinto, todos estamos sin padre ni madre defendiéndonos a nosotros mismos. Incluso a veces también llegamos a atacarnos, viéndonos obligados al final, a mal vendernos a nosotros mismos para no morir de hambre. Nueve de cada diez veces, se tiene la sensación que se entra a esto por primera vez sin saber qué te vas a encontrar al final, y eso, aunque es emocionante, también es algo perturbador en el mejor de los casos. Está claro que en todos los sectores hay trácalas y ladrones, pero no todos los sectores se forman de gente tan individualista, solitaria y desprotegida como el nuestro. 
       Y eso incluye a guionistas buenos, malos, pobres, ricos (¿?), experimentados y noveles. He ahí la herida por la que se nos va la sangre y la vida, y el motivo por el que llegan tantas malas ideas a las películas: la desprotección, la prostitución zafia y barata, el robo. Robar es dar en la madre a la cultura, hacerla morder el polvo, ridiculizarla. Y así sólo se trata a quien humillas.

       México está lleno de ladrones. Pero Aspaña también. Y Europa, y el Mundo. ¿No es ése el motivo de la crisis mundial, los ladrones de cuello blanco, los banqueros? Los ángeles caídos no son mitos, sino patéticos ídolos derribados. Necesitamos nuevos dioses. El becerro de oro no sólo estaba hueco sino que era de cartón piedra, o tabla roca, como se dice por aquí. 
       Las historias podrían ser el mejor medio de salvarnos de tanta mierda, pero no es así. En México y en el Mundo, cada vez se invierte menos dinero en la cultura, sea cual sea el origen de ésta. Para el año que viene, aquí será un 37% menos, o al menos eso dice la pinche radio ibero. Con todos mis respetos para los dj’s que hacen la selección musical: calladitos estarían más guapos.
       De mi tierra, Valentia, traigo un corto que a mí no me enamoró, pero al que menciono en este blog debido a la importancia que en el contexto temático del artículo tiene. Y es mucha, pese a que a la peli le falte mucho punch. El título se llama Cine Español y critica precisamente, cuando un productor quiere robarle la idea a un guionista. 
       Hay muchos aspectos del film que cambiaría a mejor, y que si algún día me preguntase su director/actor/productor/guionista –qué vergüenza me daría si lo hiciese-, gustosamente se los comentaría. Aún así, espero que se hagan una idea del carácter middle class producer valenciano y del guionista local, del que sobra decir, es el héroe con auténtica pinta de antihéroe del cortometraje. Cine aspañó, tú. 

      Y para terminar, un apunte. Si uno googlea “plagio guión”, encontrará decenas y decenas de casos, demandas y denuncias de esta práctica común a nivel internacional. Es más, no conozco ningún cineasta que no haya sido robado, en mayor o menor medida, alguna o varias veces en su carrera.
      Y famosos acusados de plagio, aunque no conozco (y no me lo dirían si los conociera), también escuché de más de uno. Vivos o muertos, desde Pérez Reverte a Cela. Parece ser que ser famoso va ligado a tener un buen bufete de abogados y gastarte una buena pasta en defenderte de gente que al parecer, se dedica a reclamar los derechos de algo que supuestamente escribieron por ti. De hecho, sólo tú sabrás si es cierto o no, y seguramente será uno de los secretos que te lleves a la tumba, si es que la justicia –siempre ciega-, no demuestra lo contrario. O también podría ser que fuera uno de los gritos que más proclames al cielo en la constancia de tu existencia, si la inocencia te colmó con su gracia.

      De robado a ladrón, o viceversa.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

uff, q complicado tema pero muy interesante. Complicado porque cierto es que el trabajo creativo es competitivo (q en la vida no es? en los/las hermanas, hasta una ex de tu novio, ja ja ja:( y si tomamos en cuenta que el talento es tímido y no se presenta en cualquiera...el que crea ha de estar generado o construyendo mientras saca artillería pesada, uy q bíblico. Me gustó.

Anónimo dijo...

el MUNDO està lleno de ladrones, pero ladròn q roba a ladròn, vive en el D.F...jajj. Eso escuchè ayer en la provincia mexicana.

acayala dijo...

Los creditos los hicieron en Hampa, jefe. El estudio donde he estado estos ultimos anyos. Que conocias al chavalon este? Hay que joderse, al final en Valencia es una puta secta y se conoce hasta el Tato. xDDDDD
El corto no esta mal. Es divertido, aunque la verda, el trailer me parecia infinitamente mas cachondo, sobre todo porque era como que prometia algo bastante mas cinico. Pese a todo, uno se rie y bastante.

Anónimo dijo...

Se te olvidó mencionar el robo de "Una frontera, todas las fronteras", de DP...de puta pena.

El inquilino dijo...

Gracias por el dato, Guionista Anónimo, que sé que me estás leyendo, tío! Gracias a las redes y los chivatazos (rumores los llamaban los antiguos griegos) hasta en Valencia nos enteramos de qué se estrena en la CIneteca Nacional de México.. Nunca pensé que volvería a lanzar de nuevo este artículo. Gracias y Saludos. Y digamos siempre la verdad, aunque al modo de wikileaks, de forma anónima!

Anónimo dijo...

Muahaha! El maldito Inquilino siempre me roba mis ideas! Cuando trabajamos juntos, siempre cree que dijo antes que yo lo que dije, dice. Terrorista intelectual!

Licencia Creative Commons
el inquilino guionista se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.