lunes, 30 de mayo de 2011

El guionista y su crédito

Primera norma: la importancia de figurar en los créditos de una película como guionista o argumento original, es apabullante. Bienvenidos de nuevo hermanos guionistas, si no tienes crédito, NO ERES NADIE.


            El amigo R me dijo en una ocasión:

-“Si se pusieran bien los créditos en una película, como se tienen que poner, ya no habría más problemas al respecto”.
-“Cómo, -pregunté yo-.”
-Poniendo en el crédito del principio: “Una película escrita por Tal, y dirigida por Cual”. Y no “una película de Cual y punto”. ¡Eso es publicidad!

            En su primera película, R (guionista convertido a director) se vio obligado a aceptar a una coguionista: L. La coguionista L, sin entrar en valoraciones personales, no sólo no aportó nada nuevo al guión, sino que lo infló con acotaciones que no se ven ni en las telenovelas chafas de esta parte del mundo. ¿Por qué los productores obligaron al ciudadano R a tragar con una persona que no necesitaba el proyecto? Fácil: por el crédito-.
            Para la gente artística del medio cinematográfico: guionistas, directores, actores, fotógrafos, músicos, etc. Que se le reconozca el trabajo con su nombre puesto en (o en el caso más pícaro, figurar en) la pantalla, o sea, el merecido crédito del rollo de créditos, es de vital importancia. Porque de eso depende su trabajo futuro, o conseguir o no, la merecida subvención pública para desarrollar su propio proyecto.
            Segunda norma: el crédito no sólo es tu currículum demostrable dentro y fuera de la industria, sino que de él depende que te conozcan más o menos y en calidad de qué. Como en una videoconsola, -aunque a veces no sea así (sobre todo cuando colaboras en fracasos, jeje)-, cuantos más créditos tienes, más vales.
            Por eso es una cuestión de justicia reclamarlo, y antes, claro está, denunciarlo públicamente si hace falta como lo que es: un robo intelectual,  que así se llama. Como una mujer maltratada, así de claro. Aunque en México, desgraciadamente, compararte con una mujer es comparte con la víctima número uno de todas las fechorías habidas y por haber. :-(
            ¿Qué pasó con la coguionista L? La coguionista L, gracias a ese crédito que no había ganado (ojalá algún día impere la meritocracia y no la oportunidad fácil) y gracias también a la excelente labor de dirección del guionista R, que hizo que la película diera la vuelta al mundo, pudo recibir la mentada ayuda de IMCINE y hacer su película.
            Opine cada uno si tiene o no tiene importancia el crédito de guionista.
            A mí me han robado varias veces ya, y hablando solamente desde el ánimo de la denuncia clara y serena, sólo puedo decir que lo mejor es guardarse cada uno la información necesaria sobre el proyecto, para llegada la ocasión (la magia no lo quiera) poder denunciar los hechos, al menos frente a los guionistas que vienen, llegan y no se quieren ir. Los nuevos.

Buena semana, hablando de guión. :-)

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre derechos de autor y sobre el robo intelectual del documental "Una frontera, todas las fronteras", del joven realizador mexicano David Pablos, jajaja, qué bueno,.

Anónimo dijo...

El cine es un lenguaje, es un aglomerado de varios trabajos, son varios oficios o profesiones las que en él se desarrollan, por eso es tan rico y sabroso -cuando se hace bien-. Dentro del guión hay todo un proceso creativo, y estoy totalmente de acuerdo Inquilino que si se hace con otras personas se les debe reconocer, si te basas en una idea, si te inspiras en un texto,etc., la cosa se dice, señalas las fuentes. Además de cumplir con derechos de autor y respetar el trabajo de los demás, haces justicia. Sí, justicia en el cine, justicia en la industria del mundo. Para todos sale el sol, si de todas formas el que realiza lo hace, ha hecho su trabajo y nadie le quita el mérito, pero entonces, que éste tampoco lo haga mal. El crédito no es vanidad es el reconocimiento público de un trabajo. Qué bien que levantes la voz Inquilino, así debemos hacer todos, denunciar y defender nuestro trabajo, qué importa saber que así funciona el medio, el medio también cambia!!!Todo cambia.

APRENDIZ DE GUIONISTA.

Anónimo dijo...

La idea del guionista R es muy buena. Creo que la mencioné cuando me entrevistaste. Eso de poner "Una película escrita por" es darle el valor que merece a la escritura en el cine. Por algo existe el "dirigida por" y hasta el "producida por" y hasta el escalofriante "una película de", que sólo lo merecería gente como Chaplin o Kim Ki Duk en su última película.

El inquilino dijo...

Efectivamente, sólo los genios deberían poseer el derecho a poner "una película de..." en sus créditos. En todos los demás casos no pasa de ser una vana pretensión. Y respecto al tema del "Una frontera..", si no lo dejo para conversaciones y demostraciones de cafetería, algún día lo contaré con pelos y señales en este medio. Ya saben que yo escribo y cuento escribiendo lo contario para que se aprenda bien la lección. Como la Biblia, jajajaj

Anónimo dijo...

muy de acuerdo, para todos sale el sol pero hay que hacer las cosas bien... lástima que hay gente que no sabe hacerlo pero todo, tarde o temprano, cae por su propio peso o en este caso talento... y sí, una película de... sólo para algunos MAESTROS :) saludos!!
RGB

Anónimo dijo...

A mí también me robó David Pablos. :(

Itzel Enciso dijo...

Resulta indignante el plagio de ideas, la usurpación de historias, el robo descarado, sin embargo pasa y estoy casi segura de que seguirá pasando. Dado que en mucho la palabra (accionada) es materia prima del guionista, el exponer y denunciar este hurto públicamente lo creo un acto congruente con el espíritu del guionista, no se puede seguir callado ante lo que ocurre. Actos que parecen que sólo afectan a uno, en este caso al Inquilino, van desencadenando la exhibición y reconocimiento de lo corrupto y fácil.

La ventaja efímera, del realizador mexicano que ahora presenta el trabajo de otro, es que proyectará esa cinta, recibirá aplausos que no le pertenecen y tendrá una satisfacción construida en castillos de aire, que durará eso, lo que dure la función, no más. Se puede ir así en la vida, alimentándose del otro, lo cual es decadente, porque no se vive, se depende de la vida del otro. Sin la vida no hay una historia que conmueva. 5 minutos de fama por renunciar a vivir y arriesgarse. Vaya, era más interesante el pacto entre Mefistófeles y Fausto, este es simplón y mediocre.

Y sobre el AUTOR, sé que tiene más ideas, es una mente e imaginación activa capaz de producir historias, además, historias vivas. Habrán robado una idea, pero no la pasión, talento e imaginación que tiene el verdadero autor. Ya combate denunciando y ahora resta combatir con sus historias que serán las que trasformen los momentos.

Itzel Enciso

acayala dijo...

A mi nunca me han robado ninguna idea.. ¡Que cabrones! :-(
Pero eso sí, hay muchas producciones donde he currado que no aparece mi nombre. ¡GRACIAS A DIOS!
Creo que en mi oficio, pasa un poco al revés, hay producciones en las que das las gracias por que no pongan tú nombre, por mucho que la ley diga lo contrario... xDDDD

El inquilino dijo...

Los que escribimos no pintamos nada según parece, y los que pintan, no dejan de escribir. Aleluya, Dios nos pille confesados, ¿por cierto, los dibujantes se confiesan?

Anónimo dijo...

Ajá pero no entiendo qué fue lo que te robaron a tí. Hablas del director y de la co-guionista pero no explicas cuál fue tu rol en todo eso. Es muy grave hacer una denuncia de este tipo sin aportar ninguna evidencia o al menos un testimonio del agravio personal. Queda poco serio.

El inquilino dijo...

Cuando escribí el artículo recuerdo haber usado el ejemplo de un amigo para no pecar de ególatra, o no pecar más aún, pecar es una metáfora. Pero si te interesa de verdad, márcame a mi casa, te invito a tomar café y te lo cuento, como personas civilizadas. Mi tel: 55391615. Estás invitad*.

Licencia Creative Commons
el inquilino guionista se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.