lunes, 2 de septiembre de 2013

Los 60 puntos que un lector de guiones mirará con lupa

Consultados seis lectores de guión que trabajan en televisiones y productoras aspañolas, y 4 que trabajan en lo mismo pero de este lado del Atlántico, o sea, en México, hemos realizado una lista inquisitorial de todos los puntos que serán la razón por los que tu historia acabe en la papelera de reciclaje.  Bienvenido al departamento de lectores, más conocido como el departamento de… sinsabores.


  1. Imagina el tráiler, ¿es el concepto de tu guión, comercial?
  2. ¿Tiene intriga tu premisa, engancha, genera curiosidad? ¿O es plana y por tanto necesita de un desarrollo magistral?
  3. ¿Cuál es tu target, tu público? ¿Pagarían tus padres por ir a ver tu película?
  4. ¿Juega tu historia con los eventos más importantes en la vida de tus personajes?
  5. ¿Si tu guión es de género fantástico, se convierte en una pesadilla?
  6. ¿Genera tu guión preguntas sobre los personajes, el famoso: qué va a pasar?
  7. ¿Es original el concepto?
  8. ¿Hay una meta? ¿Hay ritmo? ¿Contribuye a reforzar algún tema?
  9. ¿Empieza con punch –golpe? ¿Termina con una ráfaga?
  10.  ¿Es divertido, da miedo, emociona? ¿Las tres a la vez?
  11.  ¿Qué tiene tu historia que el público no encuentre en la vida real?
  12. ¿Qué hay en juego? Vida y muerte son lo más dramático. ¿Tu concepto potencia que tus personajes vivan para poder cambiar?
  13. ¿Cuáles son los obstáculos y desafíos a los que se enfrenta tu héroe?
  14. ¿Qué intenta decir tu guión, y, vale la pena decirlo?
  15. La historia, ¿transportará al espectador a otro lugar?
  16. ¿Es predecible el guión? ¿Hay sorpresas y reveses en cada escena y en la trama principal?
  17.  ¿Son violados los parámetros establecidos en la realidad que propone el guión? Las limitaciones, ¿tienen soluciones interesantes?
  18. ¿Hay un final inesperado?
  19. ¿Es el final creíble, es realista?
  20. ¿Hay una emoción fuerte en el corazón del guión?
  21. ¿Está bien formateado el guión?
  22. ¿Son la ortografía, la puntuación y la gramática adecuadas?
  23. ¿Hay una clara estructura en 3 ó 5 actos?
  24. ¿Son necesarias todas las secuencias-escenas o hay algunas sobrantes?
  25. Las descripciones del guión, ¿están dirigidas al ojo del lector o a la cámara del director?  
  26. ¿Empieza la historia lo más tarde posible?
  27. ¿Terminan las secuencias lo más pronto posible?
  28. ¿Cómo y dónde se cortan las secuencias?
  29. ¿Es tu guión visual, sonoro y verbal? Ése es el orden de importancia: la expresión de alguien que acaba de ser herido es mejor que el sonido de la bala que lo hirió y mejor aún que el personaje diciendo “me han disparado”.
  30. ¿Cuál es el incidente con el que inicia la historia? ¿Engancha al lector las 10 primeras páginas?
  31. Los temas principales, ¿se tratan por lo menos 3 ó 4 veces en todo el guión?
  32.  ¿Es una historia local transformada en universal?
  33.  ¿Se desarrollan los personajes secundarios o son meros apoyos del principal?
  34. ¿Se alternan bien los diálogos con las acciones?
  35. Los pequeños detalles agregan realidad, ¿el tema ha sido estudiado a fondo?
  36. ¿Cada línea hace avanzar la trama, hacer reír o revela un rasgo de carácter del personaje?
  37. ¿Hay giros o trama falsa que no llega a ningún lado? ¿Se siente el lector engañado/frustrado por las promesas incumplidas del guión?
  38. La solución es el silencio: cuenta tu guión con imágenes.
  39. No más de 125 páginas, no menos de 110. O la primera impresión será un guión que hay que cortar o al que hay que añadirle historia.
  40. No numeres las secuencias. Un “more” o un “cotinued” es mejor.
  41. ¿Tiene el guión personajes que recuerdan a personajes que otras veces hayan interpretado los actores y actrices más reconocidos?
  42. La comedia tiene que emanar de los personajes, nunca rompas la cuarta pared.
  43. Importante: ¿Se preocupan tus personajes por los otros personajes?
  44. ¿Hay alguna escena donde veamos la crisis emocional de tu personaje principal?
  45. Los personajes entran en escena según sus características. La primera impresión es importante.
  46. ¿Es tu personaje principal comprensivo?
  47. ¿Qué necesita tu personaje? Aquello que necesite ¿es claro, fuerte y comunicativo?
  48. La única emoción inaceptable de tu guión es provocar indiferencia.
  49. Una persona/personaje es lo que hace, no necesariamente lo que dice.
  50. ¿Es complejo tu personaje? ¿Tiene dudas, errores? ¿Es malo pero con motivos nobles?
  51. ¿A qué tiene miedo tu personaje? Tiene miedo a no conseguir lo que quiere conseguir.
  52. Los rasgos de carácter deben ser independientes de la función del personaje. Un banquero que juega con su reloj de oro es memorable, pero es un cliché, un banquero que cría perros es un detalle de alguna manera más aceptable.
  53. ¿Tiene conflictos internos y también externos tu personaje? ¿Lucha con él y con los demás?
  54. ¿Tienen tus personajes puntos de vista independientes y únicos? ¿Qué piensan de los demás personajes? Un punto de vista bien definido ayuda a que el personaje actúe, no sólo reaccione.
  55. Distingue a tus personajes según su forma de hablar: patrones de conducta, palabras que usa, nivel de inteligencia…
  56. ¿Usa el personaje información que el lector no tiene? Eso no funciona por mucho tiempo, el lector/espectador se pierde. Por otro lado, si el lector/espectador está en una posición “superior” (sabe algo que el personaje no sabe) funciona, siempre y cuando, el lector no sea capaz de predecir la trama.
  57. ¿Atraviesa tu personaje el mayor número posible de emociones: amor, odio, risa, llanto, coraje…?
  58. ¿Cuál es el arco dramático, el cambio, de tu personaje?
  59. La realidad del mundo de un guión se define por lo que el lector sabe de ella, y el lector obtiene el conocimiento de esa realidad a través de los personajes. ¿Son reales o irreales las acciones de tus personajes?
  60. ¿Está tu personaje totalmente involucrado en todo el guión?

¡No fue para tanto!, ¿o sí? 
     Ahora entendemos por qué los lectores de guiones frustran tantas carreras de guionistas amateurs y profesionales. Sin embargo, sabemos a ciencia cierta, que bajo la piel de cada lector o lectora que trabaja en un húmedo despacho donde no entra la luz del sol, se esconde un guionista que grita por salir… y preguntar: “Where is the cash?”, a lo que el lector que todavía habita en la piel del lector contestaría: “Where is the story?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

al final dice "ahora entendemos por qué los lectores de guiones frustran tantas carreras..." y salen a la luz tanta basura!!!

El inquilino dijo...

Es una forma de verlo, claro... aunque de la basura "culparía" a los productores: la basura siempre da dinero, garantizado, me dijo un productor una vez. :D

CC dijo...

En realidad se estaban mofando de ustedes, porque de todas las preguntas no está una que es la esencial. Las demás son ridículas o casi todas jajajaaj

El inquilino dijo...

¿A qué te refieres con esencial? ¿Qué buscarías tú si trabajas como lector para Videocine, por ejemplo? Tu comentario se ve mejor si no sólo troleas sino que también aportas. Saludos.

Rey de Xémina dijo...

Una vez un maestro nos comentó que cuando trabajo de lector de guiones para televisa el primer filtro era ver si el guión tenía de base una historia de amor, sino la tenía o la historia de amor era secundaría, automaticamente era desechada. Pensando en eso y leyendo estos puntos, creo que falta mucho para que veamos historias mas profundas en la tv abierta

El inquilino dijo...

El día que se empiece a romper el dúopolio en México empezaremos a tener más y mejores historias. Varias veces productores de televisión han dicho que ellos hacen tele para analfabetos, pueblerinos y migrantes ilegales. Menudo desprecio al público.

Isaias Parra dijo...

Hay muchas joyas escondidas entre estos puntos. Buena nota, sin duda me ayudará a mejorar mis trabajos :)

El inquilino dijo...

Qué bueno que te sirva, estimado Isaías. :)

Licencia Creative Commons
el inquilino guionista se encuentra bajo una LicenciaCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.